Principal
Quí som
Qué fem
Els associats
Les partides
Les notícies
Contacte
Fòrum
GENERAL
D&D 3.5
CONAN D20
JUEGO DE SHARES
STAR WARS D20
PATHFINDER
LA LLAMADA DE CTHULHU
ECLIPSE PHASE
ESOTERRORISTAS
LLEGENDA 5 ANELLS
ZOMBIE
DARK ECHELONS
RAGNAROK
SERENITY
CARTAS / TABLERO
WARHAMMER
HOTWAR
SLANG
ZONA LIBRE
STORMBRINGER
CONAN D20 - Campaña II
LAS INQUIETUDES DE UN ZAMORIO 29-11-2013

¿Quién se acuerda de aquel frívolo Kalos, que anteponía un burdel a una reunión de alta alcurnia?
¿Dónde quedaron aquellas noches de tabernas, ríos de alcohol, bolsas de monedas dilapidadas y bellas mujeres encima de colchones de plumas?
¿Qué hay de aquellas aventuras en las cuáles no sabías si volverías a ver la luz del día y reunirte con tus compañeros en la siguiente posada del pueblo más cercano?
¿Quién se encargará ahora de expoliar tumbas de antiguos hechiceros, conseguir sus preciados grimorios y joyas, no para el ansia de poder si no por el afán de riquezas vanas?

Todos estos pensamientos son recurrentes en la mente de nuestro protagonista, de tez morena, complexión delgada y ricos ropajes
Sentado en su sillón preferido, delante de la chimenea, degustando uno de los mejores licores de ambrosía traído por un cliente fiel de Nemedia, para celebrar el nacimiento de su segundo hijo, Loras, mira hipnotizado el vaivén de las llamas….
Recuerda nostálgico aquellos días en los que era feliz con una menguante bolsa de monedas en el cinto, un par de buenas dagas en las botas, la compañía de viejos amigos, planeando el siguiente paso, el siguiente viaje, la siguiente incursión…
Tiene la mirada cansada, el porte antaño caracterizado por su nerviosismo, su lengua mordaz y sus manos ágiles se han visto truncados por una vida de lujos, confortabilidad y reuniones entre ricos manjares, deliciosos licores y compañías femeninas sin trasfondo ninguno…


Se siente vacío, hueco, sin objetivos…


Salve de su familia, de su mujer y sus dos hijos, que le dan ese toque de felicidad que le ayuda a no dejarlo todo e irse a volver a recorrer el mundo. Sabe que tiene que cuidar a su familia, por encima de todo y de todos, más ahora que su red de espías le está dando noticias de enemigos cercanos. Es el precio que hay que pagar por subir tan rápido en la sociedad y copar altas cuotas del mercado.


La red de espía fue su mejor idea: reconstruir los suburbios y dotarles de un orfanato para los pobres niños huérfanos por la guerra (le recordó a su infancia en Shadizar), proporcionarles un sitio, un hogar al que volver, con comida, camas y unas tareas comunes para mantenerles ocupados, con maestres que les enseñan lo necesario para valerse por si mismos. Al final albergaba a una buena cantidad de infantes de todas las edades. Los más mayores, algunos se quedaban para ayudar y enseñar a los pequeños y la mayoría se buscaban trabajo por la ciudad. El último recuento era casi unos 40 niños.


En una de sus visitas al orfanato, se dio cuenta que le faltaba la bolsa. ¡Dioses! A él, le robaron a él. Pero no se sintió ofendido, al contrario, sus labios dibujaron una sonrisa mezcla de melancolía y orgullo. Vio al pequeñajo, un niño de no más de 15 años, pelirrojo, ojos vivos, sagaces, llenos de vida pero que carecían de la habilidad para ocultar la verdad.
Se acercó al Rojo y le susurró algo al oído, el niño, nervioso, sacó la bolsa del jubón y se la tendió al Tío Kalishi, así le llaman los niños del orfanato. Kalishi, se le acercó al oído, le susurró algo y le devolvió la bolsa. Rojo, sorprendido, se escondió la bolsa apresuradamente en el jubón y salió a dar un paseo con el Tío Kaleshi.


Ese fue el principio.


Al cabo de dos años, Kalos contaba con una red de pequeños espías, liderada por Rojo que aprendió del mejor, que le contaban todos los rumores que se escuchaban en los rincones de la ciudad, en casi todas las casas y tiendas ya que los niños del orfanato, lejos de parecer pordioseros o mendigos, también realizaban tareas para las gentes de la ciudad y así ganarse un pequeño dinero.
Gracias a eso, Kalos sabía en todo momento quién se veía con quien, quien hacía qué o a quien le molestaba alguien.
Esto le valió para solventar bastantes problemas y hacerse alguno que otro amigo.
Lo que urgió a crear otro grupo más especializado de oídos y ojos fue el temor por la seguridad de los pequeños. Estos hacían bien su trabajo en la ciudad pero no podían ir más allá.
Tenía que entrenar otro grupo más hábil, que se colara en las demás ciudades importantes vecinas y ser sus oídos, sus ojos y sus dagas. Pero no podía dejar que le vincularan con él, tenía una familia que proteger y unos negocios que mantener.
Por eso urdió, penó y divagó, hasta que se le ocurrió, La Hiena, un pseudónimo, no un simple pseudónimo, una personalidad en sí misma, algo que la gente pudiera perseguir, pudiera buscar y pudiera invertir tiempo y recursos en buscar, algo creíble, algo que los apartare de él.
Por eso habló en secreto con Rojo su más fiel, tenaz y hábil de sus pupilos. Le ofreció cambiar de campo, que viajara por posadas, que hablara con posaderos y taberneros, con guardias y tendederos, con borrachos y porteadores de puerto. Que fuera infundiendo rumores sobre un extraño personaje que se dedicaba a comprar negocios y controlaba todo donde ponía el dedo. Se hacía llamar la Hiena….


…..


La copa del exquisito licor de Nemdia se quedó a mitad camino hacia los labios, tenía los ojos abiertos como platos, llenos de aquella chispa de antaño, la misma que hacía años no tenía. Entonces lo vio: él sería La Hiena, él encarnaría el personaje que el mismo había creado.


Para que una mentira sea creíble, hay que darle toques de realismo.


Al cabo de un tiempo, se había creado un disfraz, unos ademanes, un acento, hasta alguna que otra cicatriz nueva. Él era La Hiena, se decía que fue antaño un pirata, que usó sus riquezas para comprar negocios y hacer otra clase piratería. Con la tez morena que poseía Kalos, era fácil imitar los rasgos de un marinero curtido en los mares, además de sus habilidades conseguidas a lo largo de sus aventuras, no le fue difícil, es más, se permitió dejarse ver en alguna ocasión, con un vistoso pájaro de plumaje colorido en el hombro.
Pero antes, tenía que completar el trasfondo del engaño, dar los toques de realismo a los rumores infundidos por Rojo, así que le envió una misiva indicándole los rumores que debía de difundir para terminar de perfilar la trama.
Lo que pasó a continuación fue más fácil gracias a los rumores difundidos por Rojo y sus chicos…


En los meses siguientes, se vio a un personaje inquietante por las ciudades cercanas a Zíngara, comprando tabernas, posadas y algún que otro burdel en ciudades estratégicas a golpe de gema y plata, dicen que era un alto hombre moreno con una cicatriz de oreja a oreja, otros lo describían como un hombre moreno, de rudos modales pero bolsa llena. Incluso en una ciudad se cuenta que fue atacado en un callejón por 10 bandidos y los despachó con una rapidez y habilidad con las dagas que nadie había visto nunca…


De vez en cuando, La Hiena se reunía con sus “gerentes” en privado y sin previo aviso para que le mantuvieran informado de las nuevas de la zona, a veces en el trabajo, otras en el mercado y otras en sus casas, sentado a la mesa con su familia, así sabían que podía estar donde quisiera, cuando quisiera y desaparecer cuando le apeteciera. Siempre hay que infundir un poco de miedo para tener una carta marcada en la partida…
Así fue como Kalos, El Moreno, El Borracho, El Mujeriego pasó a tener un apodo más: La Hiena.


Ahora poseía tabernas por ciudades de Shem, de la Marca Bosonia, del sur de Aquilonia y alguna posta en la frontera entre Shem Y Estigia.
Ahora poseía aquel brillo en la mirada que anhelaba hacia años. Ahora poseía una vía de escape, ahora poseía libertad: anonimato.


Esto no hubiera sido posible sin sus generosos beneficios por las rutas comerciales creadas en Zíngara, ni tampoco hubiera sido posible contándole la verdad a su mujer, por lo que sus escapadas eran en realidad viajes de negocios a otras ciudades.
Pero, como toda inversión, sus arcas se estaban vaciando más de lo calculado así que, aprovecho la misiva de su viejo amigo Rinaldo y decidió ir al encuentro de sus antiguos compañeros, y de paso, por qué no, hacer negocios… o podría dejarse ver La Hiena por allá…

 

Delorian 33
29-11-2013
Veure més/Afegir comentaris (3)
Modificat per última vegada el 29-11-2013
Un nuevo comienzo 20-08-2013

Muy buenas gente. He creado esta nueva subsección para que sirva como arranque para una nueva serie de partidas.

Al terminar la anterior campaña vuestros personajes estaban en nivel 9-10 si no recuerdo mal, y además creásteis una historia de lo que hacían en los años venideros. La intención ahora es crear una serie de partidas para subir a los aventureros 5-6 niveles, todo se andará.

Para empezar me gustaría aclarar un poco la situación de partida, matizar lo que escribisteis para arrancar desde ahí. Concretamente que penséis que han pasado unos 5 años y lo que han logrado vuestros personajes en ese tiempo, si tenéis comunicación entre vosotros u os véis de vez en cuando. Yo propongo una idea que me gustaría que desarrollárais, es la siguiente:

"Los aventureros se encuentran desperdigados por el continente, Gunnar en el helado norte y Kalos y Rinaldo en Zíngara, cada uno atendiendo sus asuntos. Gunnar ha creado un pequeño poblado con un templo a Ymir de piedra, durante el Invierno pasan los días entre la caza y fuertes licores por las noches a la lumbre del hogar y el calor de su mujer.

Kalos sin embargo en un lugar más cálido vive en una villa con su mujer e hijo. Desde allí controla un pequeño negocio legal de caravanas, entre las rutas hay una que llega hasta el poblado de su compañero Gunnar y una o dos veces al año comercian bajando artículos como pieles de animales salvajes y hielo para los cubatas de las tabernas de medio continente :-P. Tiene algunos negocios menos legales pero eso... no lo puedo contar so pena de amanecer con un cuchillo clavado en la espalda y el cuerpo frío

Rinaldo adminstra unas pequeñas tierras en Zíngara pertenecientes a un Señor que quedó sin herederos. Administra algunas pequeñas aldeas y cuenta con una pequeña fortificación. Puesto que cuenta con soldados y conoce mercenarios de vez en cuando ayuda a su compañero Kalos procurándole escolta armada para sus caravanas.

Las caravanas permiten a los compañeros tener noticias entre ellos y cada pocos años se reúnen con motivo de comerciar, recordar, beber y cantar atronando a los huéspedes en alguna remota posada"

Esto podría ser un planteamiento inicial, falta que lo arregléis un poco, que kalos diga qué otros negocios tiene (red de espionaje, de asesinos, de ladrones, de huerfanitos robacarteras...) y Rinaldo también me acabe su historia, al final se casó con la mujer Shemita?

Sé que no todos tienen facilidad para escribir ahora, Rinaldo está currando como un loco en la posada de su amiga Gema, pero ir pensando y a ver si podemos poner poco a poco esto en marcha, que estamos un poco oxidados.

Salut!!!

Toni

Antonio Trigo Serrat
20-08-2013
Veure més/Afegir comentaris (7)
Modificat per última vegada el 20-08-2013
CERCADOR
CERCAR
ZONA SOCIS
Usuari
Contrasenya
ENTRAR
Registra´t en la web
Vas perdre la teva contrasenya?
ARXIU
+ 2017 (0)
+ 2016 (0)
+ 2015 (0)
+ 2014 (0)
+ 2013 (2)
EQUIP DE SECCIÓ
Administradors
Adrián Bonet Lisón
bruno celaya montero
Supervisors
Antonio Trigo Serrat
Delorian 33
WEBS AMIGUES
Disseny per Clan Templates & eldelbar.com Eldelbar club de rol :: Carrer Pio XII 25, 12580 Benicarló (Castelló) :: administracion@eldelbar.com