Principal
Quí som
Qué fem
Els associats
Les partides
Les notícies
Contacte
Fòrum
GENERAL
D&D 3.5
CONAN D20
JUEGO DE SHARES
STAR WARS D20
PATHFINDER
LA LLAMADA DE CTHULHU
ECLIPSE PHASE
ESOTERRORISTAS
LLEGENDA 5 ANELLS
ZOMBIE
DARK ECHELONS
RAGNAROK
SERENITY
CARTAS / TABLERO
WARHAMMER
HOTWAR
SLANG
ZONA LIBRE
STORMBRINGER
CONAN D20 - Las Crónicas de Tiberio
¡¡Ymiiir!! Dame fuerzas en ésta, mi última batalla.... 19-06-2009

 "He aquí que veo a mi padre     

he aquí que veo a mi madre,

a mis hermanas y mis hermanos

he aquí que allí veo

el linaje de mi pueblo

hasta sus principios

y he aquí que me llaman

me piden que ocupe mi lugar entre ellos

en los atrios de Valhalla

el lugar donde viven

los valientes para siempre."

               Oración Norheimer preparándose para la batalla.

 

    “Gunnar, la leyenda del Avatar de Ymir”


       Zíngara, Decimocuarto de Teran, año del Oso.

[...] Duras siempre son las despedidas. Duras y emotivas entre compañeros de batallas, que han compartido enemigos, peligros y sangre propia ...
Pero ahí está el hombre del lejano norte, un gigante de los hielos; se marcha, se va de nuestro lado; parte hacia su tierra, hacia un futuro incierto; sin inmutarse, frío... como los glaciares Norheimer; sin echar una mirada atrás, sin dirigir ni siquiera un adiós a sus amigos...

Sólo atino a murmurar: - Suerte allí donde vayas querido amigo, que Mitra te proteja...

A pesar de su incivilizado carácter, es alguien digno de admirar, fiel a sus amigos como el perro más leal, férreo en sus convicciones cual sacerdote de Mitra, pero el más fiero y sanguinario en la batalla...[...]


       Shamar, Imperio Aquilonio, Vigésimocuarto de Yulak, año del Caballo.

[...] tres inviernos tardé en poder ir hacia el gélido Asgard, aprovechando la estación de verano, donde los deshielos contribuirían a encontrar los poblados del norte.
Arduo y peligroso se tornó el camino, cuanto más al norte iba, más austera y ausente era la huella de la civilización.[...]

Nunca pensé que lo conseguiría, pero llegué...
Una tierra dura, salvaje; ideal para alguien como Gunnar. No me costó mucho encontrarle, todo el mundo cuenta historias del Avatar de Ymir... Alguien digno de admiración por las gentes de Asgard.

[...] Caminando por las rocosas y frías montañas, sin ya apenas recursos económicos, mi túnica harapienta por el duro viaje, mi montura con su último aliento, y mi cuerpo exhausto por el esfuerzo del viaje, llegamos...


             Sureste de Asgard, Quinto de Aran, Año del Caballo.

La visión que tenía ante mi me dejó perplejo, un edificio de piedra, inmenso, se erigía frente a mi, similar a una casa fortificada de Aquilonia. Una recia muralla rodeaba una gran casa, grandes y poderosos guerreros salvaguardaban la entrada de posibles intrusos; Espero por mi bien, que no me consideren uno...
El lugar, rodeado de viviendas bajas de madera, y de puestos comerciales, estaba bastante animado, con sus artesanos intercambiando mercancías, niños correteando, y mujeres ocupadas con sus tareas; de vez en cuando se oía el relincho de algún caballo o el mugido de alguna vaca.
Parece que nuestro fiero bárbaro es un gran Cacique entre los suyos. Me animé a acercarme a las puertas de la muralla, conforme me acercaba, la gente de mi alrededor fijaba su mirada hacia mi, se hizo el silencio...

[...] una mujer de gran envergadura, esplendorosas curvas y una belleza digna de una diosa, me condujo hasta el Gran Salón.
Representaciones de batallas, e inscripciones rúnicas en honor a Ymir, adornaban las paredes de piedra. Un nauseabundo olor a cerveza rancia inundó mi nariz, barriles de cerveza y aguardiente por toda la sala, daban a entender que eran habituales los grandes festines en honor a su Dios.
Mi cuerpo debilitado, debido al duro y largo viaje, me pedía una tregua, temblaban mis piernas...mi cabeza estaba empezando a darme vueltas... Y ... No pude más. Me sumí en la más profunda oscuridad...

Me despertó el contacto del agua fría en mi rostro...
Estuve durante unos instantes intentando enfocar mi vista. Cuando lo conseguí, vi a un sonriente Gunnar, de pie a mi lado. Llevaba un niño rubio en brazos (no tendría más de dos años), que sujetaba una tina. Me di cuenta enseguida de quién era hijo. Tan gracioso como su padre hace unos años.. [...]

Mi poderoso y temperamental amigo... estaba cambiado; parecía envejecido diez años, y no me refiero a su todavía portentoso físico, sino a sus ojos. Su mirada ya no mostraba la picardía y la chispa de la juventud, sino la de un líder, la de un Gran Jefe. La verdad es que nunca dejará de sorprenderme, pero en el lejano y bárbaro norte, así son las cosas, todo es diferente. [...] Hasta su indumentaria había cambiado, aparte de sus gruesas vestiduras de cuero, sobre ella, llevaba una túnica blanca, de exquisita manufactura, con unas runas ribeteadas en hilo de oro blanco, con sendos cortes sobre las piernas para poder cabalgar.
Se le veía majestuoso, magnífico, imponente.

[...] Fjorleif, la bella esposa de Gunnar, me ofreció un cuerno con un poco de vino caliente, para recuperar fuerzas, luego me dejó con su amado consorte.
Estaba anocheciendo, y nos sentamos frente al hogar, en unos tronos de madera tallada, y cubiertos por pieles de oso. Que cómodo y confortable me encontraba, en aquel gran salón y ante el fuego.

Charlamos durante horas... Es increíble, como había cambiado. [...] Me relató que cuando volvió de Zíngara, fue directamente a por Fjorleif, pero para poder conseguirla tuvo que hacer una prueba de Osadía, para demostrar a su tribu que era digno. Cumplió su promesa. [...] Se la llevó y se casaron según la tradición Nordheimer.

Su fama como aventurero y como Azote de Ymir, hizo que muchos bravos guerreros y jóvenes le respetaran como si de un líder se tratara; le “invitaron” a dejar su tribu y seguir su propio camino, el Jefe y los ancianos empezaron a verle como una amenaza, temían su creciente poder e influencia entre su gente; Fjorleif, siempre fiel, le siguió en su destierro voluntario, ya embarazada, de su primer vástago...

30 hombres y sus familias abandonaron su poblado para seguir a su joven y nuevo líder. Arduo camino el que les esperaba, entre las gélidas montañas del sur de Asgard.
Su paso por algunas aldeas no fue muy grato para sus líderes, por lo que Gunnar con el poder que Ymir le otorgaba, imponía su voluntad. No soportaba la tiranía, ni la carencia de honor entre los bárbaros; matando algunos cabecillas o falsos sacerdotes.
Con sus palabras, y sus actos, y por su devoción a Ymir, incitaba a la gente a unirse a él, y a muchos a volver a rezar a Ymir.
Su historia es narrada por los sabios de las aldeas: - Créeme lo que te digo, mató a 100 hombres herido de muerte y desarmado, con la fuerza que Ymir le otorga.
Sus hazañas y su poder ejecutor, recorrieron las montañas como el fuego con la brea, y una gran cantidad de bárbaros abandonaron sus hogares para seguirlo. Su leyenda iba en aumento.
[...] Las supersticiones populares dicen, que su espada, llamada “Einherjer” está bendecida por el Gigante de Hielo (Ymir), más conocida en sus aventuras como la “Ley”... [...] es un arma “mágica” que lo vuelve inmortal en batalla.

Gunnar, era el Heraldo...y así le bautizaron, el “Avatar de Ymir”. El enviado...[...]
Años más tarde oí que según una leyenda Nordheimer, el “Avatar” fue nombrado Sacerdote por el propio Ymir una noche de luna nueva, en el Túmulo Sagrado. Pero eso ya es otra historia.

[...] Después de meses recorriendo las montañas, una noche soñó que Athali (la hija de Ymir) le indicó el emplazamiento de dónde debía crear su nuevo hogar, su propio poblado. Y al despertar se dirigió a la búsqueda de ese lugar.
Por fin, encontró su lugar, un terraplén muy bien situado en la ladera de la cumbre más alta de la zona, por el que pasaba un ancho pero poco profundo río, y resguardado de los elementos. Un buen lugar para instalarse. Estratégicamente colocado a no más de una jornada de la frontera con Hiperbórea (el país de los brujos bizarros), para poder hacer incursiones. La verdad es que para mi gusto es tan acogedor como vivir en el desierto de Shem, pero son bárbaros, y son gente acostumbrada a las inclemencias del tiempo. [...]

Una vez el poblado empezaba a coger forma y tamaño, debido a que cada vez más gente venía a conocer y seguir al “Avatar”, Gunnar, decidió volver a la civilización, creo que dijo a Nemedia. Debo añadir, que esta parte me dejó bastante sorprendido.
Con una parte del dinero que consiguió en sus grandes aventuras, contrató artesanos, constructores, y armeros. Quería que le construyesen, un Templo a Ymir, pero no un templo cualquiera, como esos que tienen los civilizados, lo quería a modo de castillo vikingo. [...] compró también, armas y armaduras de calidad para sus guerreros, caballos, y materias primas de las que escaseaban por sus tierras. [...] Tuvo que pagar una gran suma, para llevárselos a su poblado.
Mientras su gente aprendía a trabajar bien el metal y a construir fortificaciones, Gunnar se dedicó a fomentar el trueque con tribus vecinas, era un hombre admirado y a la vez temido. [...] Y nació su primer hijo, Björn; la que lió esa noche Gunnar. Organizó una fiesta, todos sin excepción festejaron el nacimiento del primogénito de su líder, y les deleitó con un “gran” recital de sus canciones de batalla. Debió de ser inolvidable, según cuenta Gunnar (mide las celebraciones por el tamaño de la resaca).
Una cuestión que nombro poco, debido a que no la comparto por su brutalidad, es la época de incursiones...
La época de incursiones, la que más les gusta. Un número nutrido de hombres, afilan sus armas, limpian sus armaduras, preparan sus zurrones con algo de carne seca y aguardiente para el camino, y marchan hacia el país vecino. Asaltan pueblos y aldeas, saqueando cualquier cosa útil, o no tanto. Y vuelven a casa. He rechazado alguna invitación de Gunnar para acompañarles, me horroriza la idea de ver morir gente inocente, aunque ellos aseguran que son infieles y crueles.

[...]Su matrimonio con Fjorleif es sólido, se tienen una gran admiración y respeto el uno al otro. Está muy contento con su primer hijo, y Fjorleif está esperando otro. Según me cuenta, a Björn, ya tiene ganas de llevárselo de cacería y enseñarle los peligros del hielo...

Sus aventuras en el extranjero le han dado más dinero del que podrá gastar. Eso sin contar que el viejo de los Da’Khovara una vez al año le manda regalos en agradecimiento a todo lo que hizo por su familia; hace dos años le mando tres carretas llenas del mejor jerez de Zíngara, este año pasado le mandó un potrillo para su hijo, y unos brazaletes ricamente ornamentados de plata, para Fjorleif. El envío no es tan fácil como se pueda imaginar, Gunnar durante el primer mes de verano baja de los hielos hacia la capital de Nemedia, y allí recoge los regalos, y compra los útiles que necesita.[...]

Se ha convertido en un Líder religioso, justo, y admirado por su férrea Fe y sus proezas en combate. Su finalidad lograr la unión de los Aesires bajo el estandarte de Ymir...

Nunca vi una raza más fiel que los Norheimer, morirían antes que traicionar a Gunnar. Su poblado, casi tan grande como una ciudad pequeña de Aquilonia, formado por casi unas 80 familias y creciendo, es una comunidad que vive del escaso ganado que posee, de la caza e incursiones, a poder ser al país vecino, de construcciones de madera en su gran mayoría, ya hay alguna casa de piedra, rodeada por una empalizada hecha con grandes troncos; en el centro del pueblo está la fortificación dedicada a Ymir, toda de piedra, rodeada por una muralla también de piedra...
En tiempos de guerra (incursiones o de ataques enemigos) puede reunir más de 150 bárbaros, curtidos en muchas batallas, gente que no desearía encontrarme en un callejón de Shamar. Grandes guerreros donde los halla, con la única preocupación de tener una muerte honrosa en batalla, por su Dios.

Empezó a clarear... Ya estaba amaneciendo, ni me percaté que me pasé toda la noche hablando con Gunnar. Él se levantó y se alejó de allí, y yo no pude hacer más que rendirme al cansancio, y así terminó mi primer día en el hogar de Gunnar, dejándome llevar por el agotamiento hacia el mundo de los sueños...

[...] aproveche bien nuestra primera entrevista, me puso al día de su vida... Han sido muchas historias, y espero que pueda relatar muchas más.


                                      Crónicas de Tiberio, Vol. II Cap. V “Hacia las lejanas Tierras Heladas”

 

 Entre las nevadas y gélidas tierras de Asgard, se encuentra la Tribu de Günnar. En la lejanía se puede vislumbrar la gran empalizada de madera, y sus casas de piedra y paja en el interior, con sus humeantes chimeneas.
Durante los deshielos viven de la escasa agricultura, abundante caza y pesca. Durante el invierno, las reservas y la caza de depredadores les alimentan y las continuas incursiones a sus enemigos. És una tierra dura, mortal...sólo los Norheimer tienen la fortaleza para afrontar sus caprichos y sus peligros.
Son gente hospitalaria y amable, pero reservados, no toleran el mestizaje, el latrocinio, ni el deshonor.
No hay nada que valoren más que un banquete en honor a Ymir; grandes y ruidosos bebedores de aguardiente, gritan implorando a su Deidad bendiciones para la batalla.
Si llega el caso, defienden sus hogares y a su tribu hasta la muerte, incluso sus mujeres prefieren la muerte al deshonor.

Las Tribus de Asgard se rigen por las tradiciones y leyes antiguas, escritas en runas en las piedras de los antepasados. Están gobernadas por un Jefe o un Rey (Depende el poder de éste); Los Jefes suelen estar rodeados y protegidos por sus guerreros y asesorados por un sacerdote de Ymir, en la toma de decisiones. Viven en una esplendida casa/fortaleza de piedra de gran tamaño en el centro estrategico de la Tribu. Suelen atacarse entre ellos, para conseguir botín que les permita sobrevivir otro invierno. En líneas generales hay poca unión entre las tribus. Aunque sus enemigos más odiados son los Vanires, sus vecinos de las tierras heladas. Uno de los objetivos de Gunnar es unir las tribus bajo el estandarte de Ymir...

Su economia se basa en trueque, conociendo la moneda, que no suelen usar, al menos la plebe entre ellos. Los Jarl (mercaderes/acomodados/nobles) entre ellos si, y para las transacciones cuando salen al extranjero.

                 Crónicas de Tiberio, fragmento del Epilogo Vol. IV Cap. VII “Los Gigantes del Hielo”

 

Hay muchos más relatos sobre Gunnar, como cuando asalto un castillo en Hiperbórea, o salvó de la esclavitud a una tribu Nordheimer, o cómo consiguió domesticar un Gigantesco Oso Polar; pero ya habrá tiempo de relatarlos, en futuros capítulos de mis Crónicas... Grandes proezas y futuras leyendas, de un hombre, que lo daría todo por su honor y su fe.

Pero eso es otra historia...

 

Marchettus 80
19-06-2009
Veure més/Afegir comentaris (5)
Modificat per última vegada el 20-06-2009
LOS DEVENIRES DE UN ZAMORIO 19-06-2009

Las Desventuras de un Zamorio


Si me hubiera imaginado cuando me fui de Shadizhar, por razones que explicaré mas adelante, que conocería a un grupo variopinto con el cual compartiría los momentos más interesantes de mi vida, después del nacimiento de mi hijo, no me lo hubiera creído en lo más mínimo.

Un norteño alto como un roble y fuerte como un toro, leal amigo aunque bruto de modales, Gunnar el Heraldo de Ymir. Siempre me cayó bien el grandote pues en combate formábamos un dúo mortífero, aunque no más que sus loadas canciones de borrachera en tabernas, capaz de desquiciar a una guarnición entera de un casillo. Gente del norte, extraña, imprevisible a la par que leal, hospitalaria. Prefiero tener un amigo norteño que cien de aquilonia, la verdad, pues los primeros siempre van de frente y los últimos te hablan en función de los títulos que posees...

Un hombre menudo y rechoncho, de buen corazón aunque de ancha boca y mente un tanto perturbada pero fiel y capaz en los momentos duros. Rinaldo el Gord……digo el Grande, que aun a dia de hoy no sé si sus historias de gran general eran ciertas o fruto de su extraña pero mordaz mente. Y qué decir de su isepàrable montura a la que llamaba Golgorito, inseparables como Gunnar y el aguardiente; Grommel de su arco o yo mismo de mis gemas. Extraña pareja Rinaldo y Golgorito, muy extraña, rayando la perversión aunque nunca pudimos comprobar.....

Por último, el mejor arquero que ha pisado Bosonia, taciturno en momentos de paz pero terrible y certero en una contienda. Con gustos un tanto extraños con las mujeres pero ya lo contaré mas adelante, Grommel de la Marca Bosonia. Nunca ví a ningún hombre capaz de amar a su arco más que a mujer en lecho....

Todos grandes hombres y amigos que me han acompañado en estos años de aventuras y salvado la vida incontables veces. A ellos les debo que a dia de hoy, pueda estar escribiendo estas palabras.

Ahora veo con los ojos que únicamente te da la experiencia de las batallas ganadas y perdidas, que he estado jugando una partida de cartas con la Muerte y ella tenia las cartas marcadas…. Por eso decidí retirarme de la vida errante. Por eso y porque conocí a mi único amor en esta vida: Selena. Pero eso también lo contaré más adelante.

Pero mejor empiezo por el principio, que este diario creo que más una manera de pasar el tiempo, creo que me ayudará a ponerme en paz conmigo mismo y a descargar mi conciencia… aunque tendría que gastarme toda mi fortuna en pergamino para tal fin.
Desde mi villa en el pequeño territorio que me cedieron los Tagovara después de recuperarsus tierras con is inseparables amigos, escribo estas lineas, oliendo la cena que me prepara mi mujer y la risa de mi hijo jugando con Némerides, gran amigo y consejero que siempre nos ayudó en los momentos de poco juicio, que no fueron pocos.

Dice que quiere educar a mi hijo para que sea una persona culta y que no recorra el mismo camino de su padre… Vaya, la verdad que buscó palabras muy educadas para decirme a la cara que soy un irresponsable, pero después de “hablarlo” con Selena, me convenció para que así fuera. Mujeres, los dioses deberían de estar de mal humor cuando decidieron ponernos compañeras en la vida. (Espero que mi ujer no lea el diario o me veré obligado a dormir durante inviernos en la bodega…)

No me puedo quejar de la vida que he tenido desde que conseguimos ayudar a nuestro queridisimo amigo Rodrigo, amigo y mecenas. Sólo le pedí que me dejara administrar los suburbios de la ciudad para hacerlos mejor ya que la pobre gente que vivía allí, fueron los que más sufrieron en la batalla.
Me dediqué, con mi parte de la fortuna, reconstruir las casas de los residentes y crear un centro de comercio y, como no, una bonita sala de juegos “legal” para que pudieran divertirse allí y yo poder engrosar un poco más mis bienes. Que quereis, un zamorio no puede renegar de su sangre.

Después de varios meses de construcción y planificación, me construí una pequeña villa a las afueras de la ciudad con pequeñas tierras de cultivo en las cuales tengo empleados a un grupo de ciudadanos de la ciudad. Siempre me ha gustado el campo, com ya sabreis….

Dejé a un hombre de confianza, miembro de la resistencia cuando reconquistamos las tierras de Rodrigo, para que llevara las riendas de mi negocio mientras me encontraba fuera pues tenía que encontrar comerciantes que supieran de la existencia de un nuevo centro de negocios en Khordava.

Puesto que mis amigos se dispersaron para hacer su vida, espero que les haya ido todo bien pues se lo merecen y sé que nos volveremos a ver muy pronto, decidí hacer una visita a nuestros vecinos, y también amigos, los Volgra, y, cómo no, a Nemérides, que hacia tiempo que no sabia nada de ellos.

Estuve en sus tierras una temporada relatando aventuras y anécdotas de nuestras andanzas por el mundo. La verdad que se tomaron algunas de mis actuaciones a broma, pero al ver mi cara de circunstancia, rellenaban las copas de vino para correr un velo sobre el tema.

También estuve de visita con los comerciantes de la ciudad para intentar que hcieran negocios en mis terrenos y comercios. Gracias que los dioses me dotaron de una gran dialéctica y ahora tenemos estrechos lazos comerciales muy fructíferos. Quién me lo iba a decir, de ladronzuelo a comerciante, los devenires que da la vida….

En uno de esos viajes a tierras de los Volgra, conocí a una familiar suya, una preciosa mujer que quitaba la respiración con solo verla. Que decir que me quedé prendado de ella y, por primera vez en mi vida, cuando ella me habló, me quedé sin palabras… ¿Os lo pòdeís creer? Yo, Kalos el Zamorio, el Locuaz, capaz de convencer a cualquierade lo que se me antojara, de hacerme pasar por noble o por un gran comerciante.... En verdad os digo que el peor enemigo de cada uno son sus propias emociones...

Tuvimos una relación muy fugaz pues su tio, el señor de los Volgra, me conocía bien y mi reputación me entorpecía la labor de cortejo bajo pena de exilio por él mismo. Una vez más mi buena educación y con par de trucos para ganarme su confianza, pude conseguir su permiso para cortejarla. Aún me duele en el alma la pérdida de comisiones comerciales que tuve que rebajar para conseguirlo….

Al cabo de unos seis meses me tuve que ir a Nemedia para intentar hacer tratos con los comerciantes del lugar i ver con qué productos contaban pues no hay más placer que enriquecerse y no tener que cumplir condena por ello.

Al volver le pedí a Selena que viniera a vivir conmigo… Aún me pitan los oidos por los gritos de su tío… Menos mal que llegué a un acuerdo con él para que Nemérides viniera una temporada con nosotros para que todo fuera bien. Aunque yo creo que fue para preservar su “pureza”, cosa que no duró mucho….

Al menos, tuve noticias de Rinaldo el Grande que ahora es señor de un pequeño feudo cerca de aqui. Era un feudo pobre y yermo pero, como en todo lo que pone voluntad el Gran Rinaldo, sacó adelante el feudo y los lugareños lo tienen como un salvador. Me reuní con él y sus comerciantes para que pudiéramos beneficiernos los dos de una próspera relacion comercial. La verdad que aún no sé cómo sobrevivió a la batalla que le encomndó el Rey. Me han lllegado rumores pero no sé si creerlos pues, de ser ciertos, me  merecería más respeto del que en un proncipio le dí a mi gran amigo.

Ahora son muchos las familias que abandonan a sus nobles para instalarse en tierras de Rinaldo, pues es un señor honrado y justo y trata bien a los que le tratan bien a él. Siempre me impresionará, pero me pregunto dónde estará en su pensamiento su esposa, la doncella shemita de la cuál no recuerdo bien si al final se casó o qué hizo, pues son tantas las historias que cantó en posadas junto con su maldita flauta que ya no sé oredenarlas cronológicamente.

Le deseo buena y larga vida. Espero que me visite pronto pues tengo que ofrecerle tratos comerciales con algunas ciudades interesadas en invertir en su feudo.

Y hablando de impresionarme, Grommel y sus montaraces. ¡Quién me lo iba a decir! El otro dia hablando con Nemérides me comentó que se ha instalado en la ciudad y ha entrenado a varios grupos para que vigilen las tierras colindantes y protegfer las caravanas. Pues si son la mitad de habilidosos que mi compalero, tendremos a uno d elos mejores grupos fronterizos de muchos reinos y, que decir, que eso servirá para que la gente pueda hacer negocios seguros en la ciudad.

Creo que tomaré buena nota de esa iniciativa y yo también voy a hacer a un pequeño grupo de hombres de confianza para que sean mis ojos y oidos en esta ciudad y en las cercanas para saber que se cuece, pues como bien comenta Grommel, las envidias de los nobles no tienen fin y hay que estar prevenidos. Mañana mismo hablaré con mi hombre de confianza de la resistencia y que él elija a un pequeño grupo de unos 8 hombres y yo mismo les entreneré en los secretos de las ciudades y sus dialectos sercretos que sólo un buen entendendor y observador pueden discernir.

Vaya, escribiendo estas palabras me he quedado sin lumbre en la chimenea y Selena ya me está gritando para la cena. La verdad nunca imaginé que una esposa diera tanto trabajo. Ahora entiendo a la mayoria de hombres casados que parecen más viejos, aunque es una vejez sana y feliz. Mañana me llevaré a Selena a la feria de telas de Shem y le compraré bponitos vestidos que sé que le encantan. Ya aprendereis que es más fácil amansar a una mujer con halajas que con palabras. Hay dias que desearía combatir con una tribu de pictos enfurecidos; enfrentarme a acólitos de Seth en Estegia o adentrarme en los bosques de Estigia y sobrevivir a base de larvas y carne de Hombres-Bestia, a tener una discusión con Selena. ¡DIOSES! En fin, el camino de cada uno se lo va adoquinando a lo largo de sus actos y hechos que le acontecen, pues todos tenemos al final lo que sembramos al principio.

Por eso me extraña la vida tan feliz que llevo....

 

fragmentado amnesico
19-06-2009
Veure més/Afegir comentaris (0)
Modificat per última vegada el 19-06-2009
JUEGO AL JUEGO 18-06-2009

JUEGO AL JUEGO
"lo bueno siempre se hace esperar"

 

Hola gente,

A continuación os presento un pequeño esquema/historia de lo que va a hacer Gromel el Bosonio en los próximos años... no es ninguna maravilla pero si a alguien no le gusta se puede dar con un canto en los dientes... Ahí va:

 

 

En primer lugar, tras descubrir los terribles sucesos en la corte del rey y cuando las aguas volvieron a su cauce, Gromel decidió volver a por su amada Wealthrow a las gélidas tierras del Norte: Asgard...


Después de pasar algunas penurias llegó exhausto y helado al pueblo de Günnar, donde encontró a Wealthrow tal como la recordaba, bella y feliz. Pasamos un largo y frio invierno en el Norte, y cuando surgieron los primeros brotes verdes y dió comienzo la primavera, decidimos viajar al sur en busca de climas más cálidos...


Finalmente llegamos a nuestro destino, las tierras de los Da Khovara, y allí establecimos nuestro hogar, una bonita y acogedora casa en la que poder descansar tras los interminables viajes... Pero no todo termina aquí...


Los problemas de los Da Khovara todavia están presentes, y otros nobles pueden reclamar venganza por la humillante derrota de los Rubio. Es por eso que Gromel decide plantear a los Da Khovara la creación de un grupo de montaraces, encargados
de proteger sus tierras de forma anónima, furtivamente, sin que sus habitantes supieran de su presencia.


Gromel se encargó de reclutar y entrenar a unos pocos de estos montaraces en las artes del rastreo, la ocultación y las armas, y formó diversos grupos, pequeños y experimentados, que se encargarían de velar por los habitantes de las tierras de los Da Khovara. De esta forma la gente obtuvo protección duradera frente a ataques de otros nobles, y los asaltos en los caminos descendieron enormemente... Para desgracia de nobles vecinos, los bandidos decidieron trasladarse a otras tierras menos peligrosas...


Bien, pues básicamente esta es la historia... si se me ocurre alguna cosa más o si decido pulirla un poco ya lo colgaré en la página.


P.D. Deberes para el verano! Al Günnar le presté cuadernillos de caligrafia (Rubio?) pa que aprenda a escribir en runas como dios manda... jejejej

P.D.2. Lo último que se supo de Kalos el promíscuo, fue que tuvo un pequeño desliz con la hija del Rey, una prima y un par de cortesanas, y que lo engancharon con las cuatro menores en pose poco decorosa, con los pantalones por los tobillos... Supongo que estará por ahi arruinando sus dias y gastando sus noches entre tetas, burdeles y drogas... Buena vida

P.D.3 Que decir de Rinaldo, pues simplemente que admiro su constancia y su obstinación, y que Gromel siempre estará ahi para ayudarle en sus propositos.


Saludos

Adjunto unos dibujos que he encontrado para que tengais una idea aproximada de como son "los montaraces de Gromel":

"una imagen vale más que mil palabras"


 

Joan Llambrich
18-06-2009
Veure més/Afegir comentaris (4)
Las crónicas de Rinaldo el Grande 14-06-2009

La vida en su pequeño feudo era tranquila, pero su forma de gobernar no gustaba entre los demás nobles. Tampoco era del agrado del rey, puesto que siempre le recordaba cómo apostó por los Rubio en el conflicto con los Dacobara y luego le desmontaron el plan. El pluebo le aplaudía, pero desde las altas esferas de la sociedad urdían formas de acabar con él. Descubre sus aventuras descargando los siguientes PDF, si alguien se atreve a leerlos claro.

La guerra del pasado, del presente y del futuro

Adrián Bonet Lisón
14-06-2009
Veure més/Afegir comentaris (4)
Modificat per última vegada el 14-06-2009
Queda abierta la subsección 13-06-2009

Bueno pues disculpad la demora, que veo que ya estáis haciendo "faena".

Al final prefiero que estén todas agrupadas en un mismo lugar, podéis ser lo extensos que queráis y la gente... podrá poner los comentarios que quiera a vuestra historia.

Como está la posibilidad de modificar artículos ya escritos, podéis reescribir o ampliarlo tanto como queráis sin tener que poner varias partes, y que al final hayan sólo 4 historias en esta sección (bueno no 5 o las que sea, uno por aventurero, ya me entendéis).

Cualquier sugerencia ya sabéis.

El menda

PD. Perdón por la demora :-P

Antonio Trigo Serrat
13-06-2009
Veure més/Afegir comentaris (0)
CERCADOR
CERCAR
ZONA SOCIS
Usuari
Contrasenya
ENTRAR
Registra´t en la web
Vas perdre la teva contrasenya?
ARXIU
+ 2017 (0)
+ 2016 (0)
+ 2015 (0)
+ 2014 (0)
+ 2013 (0)
+ 2012 (0)
+ 2011 (0)
+ 2010 (0)
+ 2009 (5)
EQUIP DE SECCIÓ
Administradors
Adrián Bonet Lisón
bruno celaya montero
Supervisors
Antonio Trigo Serrat
Delorian 33
Escriptors
Marchettus 80
Joan Llambrich
Daniel Artigas Navarro
Delorian 33
fragmentado amnesico
WEBS AMIGUES
Disseny per Clan Templates & eldelbar.com Eldelbar club de rol :: Carrer Pio XII 25, 12580 Benicarló (Castelló) :: administracion@eldelbar.com